jueves, 5 de noviembre de 2015

La única verdad de este siglo XXI


Leonard Freed
USA. New York City. 1956. Chinatown.

¿Qué miras? Eso piensa quien ha descubierto pero no sabe que el que estoy haciendo la foto soy yo. Me llamo Leonard Freed y ya no estoy entre vosotros. A veces me siento perdido por tanto siglo XXI como vemos en esta foto de hace un siglo, nuestra percepción es así, y estamos empezando. Me pregunto si Ailing llegará a conocer el final del siglo XX, tengo que llamarte así, muchacha que cree que se le ha realizado un sueño, muchacha que cree que podrá dedicarse a lo que ella deseé, y no a la vieja lavandería que regentan sus padres en Chinatown.
-Cuando te pregunté si querías estar conmigo, noté una cosa que no me gustó.
-¿El qué?
-Parecía uno de esos matrimonios concertados, por cojones estabas obligada a estar conmigo, y tienes derecho a enamorarte del camarero que nos pone las copas, y yo a quedarme triste hasta que llega la alegría, porque hay una chica fea con gafas que me ha tocado el culo. Es la única verdad de este siglo XXI.
-Dame un beso -le dijo Ailing.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo inevitable

Qué difícil es alejarte de lo usual, hacer algo que sea un artificio que se parezca a lo poco, como si el silencio inventara a la muchacha...