miércoles, 16 de diciembre de 2015

Todos somos actores y público


Hoy he quedado con Roberto Valencia en Atocha porque llega el poeta Jordi Doce en el Ave que ha cogido en Mérida. Fomento decidió hace 16 años que Extremadura se merecía que el Ave a Lisboa pasara por Mérida. Antonio Valadés acaba de asistir al encuentro más importante de su vida. Simón le dijo: mañana vendrá Jordi ya, y me ha mandado su taller que os va a realizar en clase. Se parece mucho a las ideas que tienes, él lo va a hacer sobre Tecno. Estas son las preguntas:

¿Consideráis que la fotografía digital ha supuesto una ruptura con el modo de producir, pensar y utilizar la imagen en la sociedad contemporánea?

¿Qué ha aportado Muñoz Molina a la literatura?

¿Y si en 2015 merece la pena que Javier Cercas siga haciendo ese tipo de novelas? Valle-Inclan no era rico, y en Sonata de Invierno no hace frío.

-Simón.
-¿Qué? Dime Antonio.
-¿Tú crees que Jordi aceptaría esta pregunta para la sesión de mañana?

¿Un profesor de literatura se acuerda de los poemas que escribía cuando estaba estudiando el bachillerato?

Cuando Jordi y Roberto se encontraron, decidieron que no había tiempo que perder. Sabían que Vicente Luis Mora les esperaba en su casa y ya había empezado el borrador de los nuevos planes de Estudio de Bachillera en España. La ley empezaba así. En todas las clases de un Instituto debe haber un Proyector, y sustituir la equivocación de que los niños tuvieran un ordenador por papel y bolígrafo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un aspecto importante del mal

El libro va, más allá de si encontrará publicación o no. Calculo que dentro de algún tiempo volverá la noche, esa noche que contemplé al ha...