jueves, 16 de junio de 2016

Increíblemente


Genia Rubin


Me dispongo al desierto
a terminarlo,
arde como el calor acaricia
la soledad de estar cerca,
frente a frente...

Porque no estamos hechos
pero sí incluidos en la derrota
de la muerte.

Sin embargo yo estoy contigo
pues no he dejado de pensarte:

Tú eras tú
increíblemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo inevitable

Qué difícil es alejarte de lo usual, hacer algo que sea un artificio que se parezca a lo poco, como si el silencio inventara a la muchacha...