domingo, 25 de septiembre de 2016

Los árboles también descansan

El ermitaño

¿Eres religioso?
¿Por qué?
¿Qué amas? ¿Has sabido cómo terminaba la partida? 
Esta noche estamos solos en medio del desierto 
y te he visto rezar.
Quiero salir de aquí.
¿De dónde? Llamaría a un barco pero están en el puerto.
¿Tú, desde dónde me hablas?
Estoy dentro de ti, o fuera, junto a ti. Es algo indiferente.
¡Que todo acabe ya, por favor! Me refiero a los días tan débiles 
en donde no entiendo nada. Siento que sufro tanto…
No te preocupes, alguien desea que los dos estemos aquí.


Foto de Margaret Bourke-White

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poema AMANECER de Tomás Segovia

Esta noche fue lo primero que hice, una especie de contemplación del poema Amanecer de Tomás Segovia. No como un absorto pensamiento como d...