sábado, 1 de octubre de 2016

Los árboles también descansan

La alianza


Solo escribo.
Mi abuela estaba conmigo,
me dijo:

‘toma mi alianza,
es como si estuviéramos casados’.

Salimos de la iglesia
todavía con los brazos cansados,
ella quería agarrarse tanto a la vida.

Mi abuela sabe que los periódicos
conocen la historia del más allá,
y que alguien los usa
para que podamos pisar
por un suelo empapado de lluvia.


















 Foto de Mario Giacomelli

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un aspecto importante del mal

El libro va, más allá de si encontrará publicación o no. Calculo que dentro de algún tiempo volverá la noche, esa noche que contemplé al ha...