lunes, 10 de octubre de 2016

Los árboles también descansan

La cama vacía


Te quiero
con la puerta caída.
Han pasado demasiadas cosas,
estamos tan destruidos...
Algo de sensual hay en el desenlace
y la mujer juega a visitar
una peluquería con su bebé.
Necesita volver a beber para saciar la sed
de una cama vacía.




Foto de John Claren Laughlin


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi alma se queda como el silencio, dentro

Robert Frank El terrible sentido de perderte en mi deseo, ¿hasta dónde me lleva? Al lado del silencio, en la calle donde viv...