sábado, 8 de octubre de 2016

Los árboles también descansan

Las razones cesan


Hay tanto ruido de razones
sin ningún sentido.
¿Hay algo más allá del ruido?
Si pudiera recoger el ruido de este corazón
al que no le llegan
palabras de consuelo.

Una fotografía, tal vez, expondría
en el centro de la ciudad,
una ciudad con ruido,
una ciudad ausente.

En el límite del ruido
las razones cesan.




















Foto de Louis Faurer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poema AMANECER de Tomás Segovia

Esta noche fue lo primero que hice, una especie de contemplación del poema Amanecer de Tomás Segovia. No como un absorto pensamiento como d...