lunes, 5 de diciembre de 2016

Los árboles también descansan

LA ETERNIDAD DE LA ARENA


Me atrevo a pensar que los recuerdos
se convirtieron en sombras hace mucho tiempo,
y ahora hay que construir la vida de nuevo.

El edificio debe ser edificado sobre arena,
no hay rocas en nuestras vidas
y sí cada vez más silencios.

A veces nos hacemos preguntas
como que de quién es esa música
que levanta a los pájaros y los calla

y el vuelo es invisible, sosegado
como algún invierno más,
algún invierno que estarán otros

¿más sabios?, ¡qué importa!




















Foto de André Kertész 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un aspecto importante del mal

El libro va, más allá de si encontrará publicación o no. Calculo que dentro de algún tiempo volverá la noche, esa noche que contemplé al ha...