lunes, 5 de diciembre de 2016

Los árboles también descansan

LA ETERNIDAD DE LA ARENA


Me atrevo a pensar que los recuerdos
se convirtieron en sombras hace mucho tiempo,
y ahora hay que construir la vida de nuevo.

El edificio debe ser edificado sobre arena,
no hay rocas en nuestras vidas
y sí cada vez más silencios.

A veces nos hacemos preguntas
como que de quién es esa música
que levanta a los pájaros y los calla

y el vuelo es invisible, sosegado
como algún invierno más,
algún invierno que estarán otros

¿más sabios?, ¡qué importa!




















Foto de André Kertész 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Poema AMANECER de Tomás Segovia

Esta noche fue lo primero que hice, una especie de contemplación del poema Amanecer de Tomás Segovia. No como un absorto pensamiento como d...